Super45 presenta a Ramixes: Diversión o muerte

16
Escrito por Carmen Duarte; 04/08/2011

Formados en 2007 por los ex Ramires! Álvaro Collado (bajo) y Gustavo “Pata” Crisóstomo (batería) y convenientemente acompañados -según la tónica de las personas indicadas en el momento correcto- por Benjamín Superby (saxo), Francisco Tacussi (percusión), Alejandro Pizarro (trompeta), Julián Salas (guitarra) y las coristas Carolina Santana, Marcela Velásquez y Florencia Aguilera, conversamos con Ramixes, de las pocas orquestas que no están haciendo cumbia.

Contestan Álvaro, Pata, Benja, Julián, Marcela y Florencia. La entrevista es de Carmen Duarte en colaboración con Rodrigo Ferrari, que también tomó las fotos.

Por ahora indisolublemente ligados a las Fiestas Soul que se hacen todos los meses en el Bar Loreto, Ramixes tuvieron su estreno el día que se cumplieron los 50 años de Motown. Manejando una multitud de influencias y con una forma de trabajo celular, para Ramixes el soul podría ser una emoción, prenderse fuego a si mismo, una vía espiritual y una manera de conquistar chicas. Podría ser todo eso, porque en Ramixes conviven todas las corrientes del soul con una máxima que predomina por sobre todas: la diversión.

Al parecer todavía no existe la historia de Ramixes. ¿Cómo partió todo?

Álvaro: Partimos tocando Pata y yo a lo White Stripes: bajo y batería. Empezamos a buscar gente, porque queríamos sonar distinto, tocábamos siempre en el Club Mist con bandas que eran pura guitarra y empezamos a buscar vientos. Y no aparecía nadie, hasta que encontramos a Benjamín en saxo. De ahí cachamos que necesitamos más gente y ahí llegó la primera corista y el Pancho, que trajo la onda más afro beat. Así estuvimos seis meses, y la Marce llegó con su parte con mucho más escénica, con mucho más ruido.

Y ahí entran los pasos de baile arriba del escenario…

Álvaro: Claro, las coreografías, los trajes combinados. Ahí llegaron la Florencia y la Caro. Y lo último fue Julián, hace unos dos o tres meses, que siempre nos veía en las Fiestas Soul y nos decía “oye tu necesitas un guitarrista”. Y nosotros decíamos “hum, no estoy muy seguro de eso” (risas).

Álvaro: Bueno y ahí llegó un trompetista para los bronces y ahí llegamos a nueve. Está súper separada la cosa: percusiones, cuerdas, las coristas y los bronces. Cada uno en la banda pone su propio aporte. No somos el típico grupo de covers copiados, sino que de interpretaciones.

Esto es de perogrullo, ¿pero a  todos les gusta el soul?

Pata: Es que a cualquier hueón que le guste la música, tarde o temprano llega al soul. En ese sentido sí hay algo común: entre nosotros hay jazzeros, rockeros, hip hoperos como la Florencia. Ahí vuelves al tema de los orígenes: estás tocando una música que es el origen de la música pop, cualquier canción en ese sentido no cuesta mucho tocarla. Son estándares, donde puede entrar un saxo o cualquier instrumento.

Álvaro: Tu empiezas a tocar rock y empiezas a cachar cuáles son las influencias de los rockeros y terminas tocando soul.

Pata: Es como si una banda evolucionara al progresivo, nosotros hicimos todo lo contrario, nos fuimos para atrás. De hecho hay muchas bandas que en sus inicios también tocaban estas canciones.

Álvaro: Igual el revisionismo que hacemos tiene que ver con Internet. Cuando apareció Internet yo tuve acceso al soul, antes para mi era la música de las películas. Aquí todos somos todos de bajar música.

Julián: Somos melómanos casi todos.

Álvaro: Yo creo que eso es súper de esta década, sobre-informada, en que está todo a tu disposición.

Pero eso implica tener una visión de curatoría. ¿cómo eligen ustedes las canciones?

Álvaro: La idea principal es que puedan participar todos

Benja: Antes de llegar a Ramixes, para mi el soul era más blues. La Ella Fitzgerald, la Aretha Franklin, la Nina Simone. Y ahí es bueno que todos tengamos distintos gustos, porque cuando elegimos un tema, tiene que ser uno que les guste a todo.

Pero entre nueve personas, eso debe ser bien difícil

Pata: Hay varios temas que se tratan de ensayar y que no funcionan. Que uno los escucha y dice “Este tema está pintado” y no hay caso. Depende la química, que el tema no sea tan complicado. Hay varios temas en que hacemos versiones distintas a la original. También pueden entrar grupos más contemporáneos. Sharon Jones por ejemplo.

Álvaro: Ahora estamos sacando a Amy Winehouse. Pero no hay una curatoría tan específica. Lo principal ahora es que tenga coro, así tipo gospel porque las chicas son el plato fuerte de nuestro show, todo el mundo las mira.

Es que es muy entretenido el show que hacen: es visual, tiene pasos coordinados…

Álvaro: Claro, ahora estamos sacando un medley donde cada una canta una canción. En este momento estamos en eso de desarrollar bien el lado del “corismo”

¿Qué reacciones perciben ustedes del público?

Julián: Bueno, me agregan mucho más a Facebook (risas). Quedan todos prendidos. Lo que me llega es que está cada vez mejor.

Álvaro: Es que hemos estado sólo tocando en las Fiestas Soul, entonces eso es bastante engañoso porque es un público seguro. Para nosotros ha sido muy provechoso y una bonita casualidad.

Pata: La gente va a bailar. Las minas, en vez de estar atrás, están todas adelante. Para mi lo ideal sería que ni siquiera nos estuvieran mirando y estuvieran bailando entre ellos.

Álvaro: Yo encuentro que se produce más interés en las mujeres que en los hombres. En los hombres se produce el interés de que haya mujeres interesadas (risas) Eso es súper distinto del rock.

El soul es súper amplio. ¿Hay corrientes marcadas dentro de ustedes?

Benja: Yo soy jazz. De hecho cuando partimos tocando para mí la influencia era Morphine. Y eso se nota. Y desde que llegó el Ale en trompeta estoy feliz, porque así ya no tengo dos solos por tema (risas).

Julián: Yo soy punk. A mí me interesa la melodía, con ese enfoque minimalista del punk. Es mi visión de la guitarra: brillante, limpia, muy melódica y que está en el fondo.

Marcela: Me gusta la música en general, canto lo que me sale, sin un estilo definido Yo creo que el soul es más un sentimiento.

¿Qué otras bandas están haciendo soul?

Álvaro: No sé, nosotros no nos cruzamos mucho, pero me he enterado que hay  por ahí una veta más cercana del funk y del hip hop, con más máquinas. Nosotros una vez nos metimos en Facebook en una página de un grupo de soul y terminamos dando jugo. Harta gente que viene de escuela de música., como esa mina que se llamaba como “Makarenah”, como una Rihanna chilena…

Ya, pero eso es casi R&B…

Pata: Claro y eso tiene otro sonido. Nosotros venidos de una escena rock, donde se toca con amplificadores y guitarra. Yo aprendí a  tocar batería con Metallica, para mí es más fácil tocar rock y que la banda se vaya por un lado más garage.

Álvaro: No está acá, pero el percusionista es más folclórico, le gusta el world music. Cualquier día te puede salir con “¿y si tocamos un tema de Atahualpa Yupanqui?” (risas). O le pone un toque medio brasileño. Hubo una época en que sonaban medio africano.

Benja: Cuando sacamos el “Going to a go,” y la arreglamos, quedó afro total.

Álvaro: A veces es una intención en los temas, lograr como la tribu y estar todos “uh, uh, uh”.

¿No se sienten un poco solitarios?

Álvaro: Absolutamente. Estamos solos haciendo esto, especialmente con lo de los coros y lo de los bronces. Igual de repente hay bandas, como Jiminelson o Los Lentos que tienen una línea editorial parecida a la de nosotros, pero a nivel de sonido nosotros pasamos a otra etapa: a una orquesta. Y eso es lo entretenido.

Pata: Por eso nos tomamos las Fiestas Soul.

Oye, hay algo bien especial que pasa en esa fiestas, que va un grupo que tiene una estética mod bien definida, llamémoslos “Hombres Soul.” ¿Cómo se relacionan con ellos o qué rol juegan?

Julián: Son mis amigos, y el rol que juegan es ir y bailar.

Álvaro: Julián llegó por eso, aparecía con corbatita.

¿Y cómo llegaron ellos a que les gustara el soul?

Julián: No sé, te puedo decir cómo llegué yo, fue a través del punk británico. Hay dos vertientes: una que a mí me encantan los ‘60, de chico, en especial The Beatles, The Who, los Rolling. Y también está el punk británico. Ahí descubrí una banda que se llama The Jam y lo que más me gustó era que mezclaba el punk con sesentas. Y me obsesioné con esa banda, me leí todo porque quería saber de dónde venía su sonido. Y nombraban mucho a Motown, Stax, puras cosas así. Y yo decía “¿por qué nombran soul si esto es punk?”. Y ahí empecé a cachar, algo hizo click y ahora estoy acá.

¿Se quieren mantener como una banda de bares?

Álvaro: Nosotros tocamos en todos lados. Hasta en matrimonios, de hecho el mejor carrete que hemos tenido fue en uno donde el novio nos apañó con todo y hasta se subió con nosotros a cantar. Lo de Loreto nos acomoda mucho, nos hacen la prensa y tenemos buenas fechas. Pero queremos abrir un poco más los lugares donde tocamos, pero como somos nueve no podemos tocar en cualquier parte.

Benja: Y no es que seamos una banda de bares, es lo que nos ha tocado. Si nos invitan a una gira, nosotros vamos felices. Donde quepamos. Como esa vez que fuimos a Hualañé a tocar después del terremoto. Igual esa fue la tocata más rara que hemos tenido, era un bingo post terremoto. Tocaba una banda tropical y fuimos porque un amigo lo estaba organizando. Era en un gimnasio, con toda la gente sentada atrás, puros viejos, unos niños, o sea toda la gente del pueblo y nadie aplaudía (risas)..

(Rodrigo Ferrari) Oye, en todas las entrevistas, a las bandas les preguntan sobre la escena actual. ¿Qué creen ustedes?

Pata: Hay poco espacio para tocar que tengan buen sonido. Y siempre están las mismas bandas. Y la escena está muy segmentada, hay dos y tres por estilos. Y los lugares que tienen buen sonido son carísimos, taquillas, con un ambiente horrible.

Álvaro: Oye, nos van a invitar a todas partes (risas). Igual yo siento que nosotros tocamos una música que nadie pesca. Si tocas pop o cumbia, te va ir bien y la gente te va a pescar. Tocado soul…

Álvaro, cuando te comparas lo haces con el pop o cumbia, esa es la escena general. Pero también hay una escena nicho, que es la independiente, ¿ustedes se sienten parte de eso?

Álvaro: Sí, nosotros somos parte de una escena independiente.

¿Y por qué se sienten tan solos? En una escena independiente tienes mucha más diversidad…

Álvaro: Es que nosotros eventualmente podemos tocar con varias bandas. Con Los Lentos estamos armando una tocata hace rato, con Armadillo tocamos varias veces y estuvo bueno. Con Los Chinches también tocamos y nos funciona. Una vez tuvimos una tocata muy buena con Los Chinches y Pituquito, que hacen algo parecido a nosotros más bluseado.

O sea puede ser que esto esté recién partiendo…

Álvaro: Ojalá. Igual nosotros tenemos una diferencia que no hacemos temas originales. Es que todavía no hemos logrado una regularidad con los nueve y tenemos que sacar temas nuevos para las fiestas y no nos alcanza el tiempo. Pero es una opción. Y hacemos temas de Ramirez, ese es el plus de la originalidad un poco.

(Rodrigo Ferrari) ¿Y que van hacer cuando esto se ponga de moda?

Álvaro: ¿El soul? Sí, igual ahora que se murió Amy yo nunca había escuchado tanto soul como escuché esta semana en la radio. Morbo igual.

Benja: Que se tenga que morir alguien para que esto se conozca.

Álvaro: Y cuando pase nosotros estaremos ahí, porque no hay otra banda.

Fotografías: Rodrigo Ferrari

  • http://www.facebook.com/LosLentos Los Lentos

    ya cuando tocamos!!

  • Dennise

    Ramixes!!.. Que linda banda… Sumale a esto playa, sol,amor…. Y mucho rock.. Hicieron de nuestro matrimonio inolvidable!… Gracias amigos!… Lejos la mejor banda

  • Rodrigo Bravo

    hey, yo era el novio!.
    Salud Ramixes. Mejor carrete de la vida

  • Pingback: Ramixes lanza su nuevo single este sábado en Bar Loreto » Super 45