In-Edit Nescafé’09: “Supersordo: Historia y geografía de un ruido”

ssordo
Escrito por Rodolfo García 20/12/2009

Durante toda esta semana, Super 45 recomienda los mejores documentales de la sexta edición del Festival In-Edit Nescafé.

Historia y geografía de un ruido es un documental que retrata de manera fiel el aura intensa, eléctrica y demoledora de Supersordo, banda emblemática del sonido experimental del rock de la década de 1990 en Chile. Primer episodio de una trilogía -que incluye una mirada al hardcore de esos años y una investigación en torno al sello y colectivo de electrónica abstracta Ojo de Apolo-, éste es el debut de la realizadora Susana Díaz.

Supersordo se formó a inicios de los ’90 y existió hasta principios de 1998, integrado por Rodrigo “Katafú” Rozas, en guitarra; Miguel Ángel “Comegato” Montenegro, en bajo; Jorge Cortés, en batería y Claudio Fernández en voces. Todos ellos, provenientes de experiencias disímiles, las que supieron conjugar a la perfección en el sonido híbrido y avasallador de la banda. Comegato venía de vivir en Brasil y tocar en bandas de metal, Fernández llegó desde Italia con mucha influencia del hardcore y lo experimental, Katafú venía del punk (en grupos como Caos y Anarquía), mientras que Cortés era un fan de King Crimson y del rock progresivo de Yes.

Juntos, desarrollaron una mixtura improbable de todos sus gustos, en una experiencia única, a degustar de preferencia en vivo, donde lo entregaban todo arriba del escenario. Ello es muy bien reflejado por Historia y geografía de un ruido, documental que intercala material en directo con entrevistas a los músicos, además de apreciaciones externas, como la de Álvaro España. Su grupo Fiskales Ad Hok apadrinó a Supersordo, dándoles la oportunidad de abrir en casi todas sus fechas en la época.

El logro de Susana Díaz es el de recrear audiovisualmente el poder devastador de una de las mejores bandas de su tiempo, a años luz tanto del brit pop (copiado de forma deplorable) por sus contemporáneos, como del sonido de un rock mucho más clásico y convencional cultivado por otros. Ello, a punta de nervio y empeño, ya que este documental no cuenta con fondo alguno para su realización, sino el apoyo de un puñado de amigos melómanos y convencidos. Un favorito dentro de la competencia nacional de este In-Edit, donde su estreno fue exitoso y a tablero vuelto.

Notable, también, es el mostrar el recorrido posterior de cada uno de los miembros de Supersordo. Katafú formó los esenciales Familea Miranda, conjunto que reside en Barcelona, España, actualmente. Lo integran, también, Rodrigo Gomberoff en bajo y José Junemann (Zigaretten Pause) en batería, y es uno de los mejores proyectos en emerger del underground santiaguino en la presente década. Cortés formó el colectivo Ojo de Apolo, abandonando para siempre la batería (instrumento en el que se destacó dentro de la escena), y ahora hace electro experimental con Cáncer, y micro house con Receptor y Jorge C, al tiempo que ha aprendido a mezclar con tornamesas como disc Jockey.

Comegato fundó Yajaira, trío de stoner rock muy psicodélico, junto a Sam Maquieira (The Ganjas), y luego el grupo de doom metal Electrozombies, en la senda de Fudge Tunnel y Neurosis, mientras que Fernández desarrolló un programa de radio virado al noise, y un proyecto solista que mezcla reggaeton y metal. Todo ello es recogido y expuesto en Historia y geografía de un ruido, dándole un plus indudable al documental, al mostrar las distintas carreras que emprendieron los integrantes de Supersordo dentro del panorama chileno de hoy.