MyBloodyValentine-Loveless

My Bloody Valentine – Loveless (Creation)

Escrito por Rodolfo García 24/06/2009

Más noticias de my bloody valentine

Aparecido en noviembre de 1991

Loveless, el segundo álbum de My Bloody Valentine, posee esa aura trágica digna de toda obra maestra y permanece para sus creadores con el estatus casi de pieza maldita. Ello por varias razones. La primera fue la dificultad para parir este trabajo perfeccionista, el que contó con 18 ingenieros en sonido a lo largo de seis meses de grabación en distintos estudios, y, según las malas lenguas, con un costo de medio millón de libras esterlinas, dejando a su sello, Creation, en la bancarrota (según declaraciones de su fundador Alan McGee, luego desmentidas por Kevin Shields, el líder de MBV).

Con sesiones exhaustivas, que a menudo comenzaban a media mañana para terminar al alba el día siguiente, los registros de Loveless sumieron a la banda anglo-irlandesa en una búsqueda obsesiva de la tonalidad, el sonido y el arreglo perfecto. La paleta de texturas sónicas expuestas en el álbum es el resultado de aquello, con una sonoridad revolucionaria. Esta mezcla abstracciones de guitarras nebulosas con un ruido sofisticado y envolvente, al límite de lo ambiental con una inspiración en la música electrónica y el house.

Pues Loveless, con temas como “To here knows when” y “Soon”, es un laberinto de detalles, de capas superpuestas, de notas que se esfuman y se mezclan entre ellas gracias al uso irredento del glide en la guitarra y al juego con los distintos tonos del instrumento. En cierta medida un disco-universo, o disco-mundo, este álbum sirvió para denominar un género que mezclaba las trasgresiones del ruidismo de Sonic Youth con el pop ambiental y etéreo de Cocteau Twins.

El fiel compañero de Loveless es el corta duración Tremolo (Creation, 1992), con canciones que quedaron de la temporada en el estudio y no cupieron en el disco, como la bella “Swallow”. Y las primeras pautas que adelantaron este sonido las daría otro EP, Glider (1990, Id), el que lo antecede.

VIDEO: My Bloody Valentine – “Swallow”

http://www.dailymotion.com/video/x305f

La segunda razón para ser un elepé tan endemoniado como celestial, es el estado de perturbación mental que creó en Kevin Shields, el compositor, vocalista y guitarrista de la banda. Por una parte, su relación de amor-odio llevada al extremo de la neurosis con la también guitarrista y vocalista Bilinda Butcher (madre de su hijo) fue el caldo de cultivo para este título llamado, simplemente, “desamor”, en inglés.

Luego, al momento de hacer el álbum -y después de ello-, la banda, completada por Colm O’Coisog en batería y la bajista Debbie Googe, tuvo problemas síquicos debido a su estado de sin-domicilio-fijo y por vagar de squat en squat en Londres, con la consecuente y peligrosa privación de sueño prolongada, y el abuso de drogas como el éxtasis en fiestas interminables y lisérgicas juntos a sus compañeros de sello como Ride y Primal Scream.

Los tres años que demoró armar un estudio propio con las ganancias que generó Loveless y un posterior contrato millonario con Island terminaron por matar todo entusiasmo en el grupo por seguir adelante, a través de múltiples frustraciones.

Ello porque, a principios de los noventa, la tecnología –y el metro cuadrado- era escasa y carísima en Londres, donde se estaba aún en los sesenta a un nivel de estudios y equipos. Al contrario de Estados Unidos, donde existían vastos lofts muy baratos para arrendar, y dos décadas de arena rock -como Metallica y la cultura forjada a su alrededor- habían hecho de tocar, comprar instrumentos y grabar, algo muy accesible.

Shields, tras las demoras y arreglos en la casa-estudio, cayó en un estado demente donde terminó viviendo rodeado de jaulas con chinchillas a modo de paredes y alambres de púas sin salir nunca durante semanas. Intentó grabar el sucesor de Loveless para luego, según cuenta el mito, destruir los masters por no estar contento con el resultado, el que sentía nunca podría superar a su obra maestra, y llegamos al tercer eslabón de este cuento maldito.

VIDEO: My Bloody Valentine – “Soon”
http://www.dailymotion.com/video/x22kw5

Por oscuras razones, Shields se separó de Butcher y demoró más de diez años en volver a hablarle, y My Bloody Valentine quedó en el limbo. El esfuerzo por tocar una cierta flama celeste con Loveless, los había quemado por completo, y no sería hasta 2008 en que la banda se volvería a reunir, para tocar de nuevo esta pieza cumbre, y sin siquiera estrenar temas nuevos.

La sensualidad y la pérdida (de sí, y de los parámetros “normales” de vida y de relacionarse), y las cosas llevadas al extremo son los principales ejes para hermosos temas como “Come in alone” o “When you sleep”. Con sus beats bailables y sus guitarras incandescentes que forman una muralla de fuego, “Soon”, el single del disco, se convirtió, en palabras de Brian Eno, en “la canción más vaga en haber llegado alguna vez al top ten en Inglaterra”.

La mezcla, o como cada instrumento se ubica con respecto a los demás en volumen y densidad, es un manifiesto en sí misma. Basta escuchar las voces, escondidas tras nubes de ruido, a años luz de los parámetros pop comerciales. Y, sin embargo, es pop el que hacen, melodías bubblegum difuminadas y trabajadas en torno a la saturación y superposición como concepto artístico.

El acid house, en plena explosión underground, se incorpora como principal influencia para estos temas basados en repeticiones y melodías circulares. Las mismas baterías pregrabadas de O’Coisog se hicieron cuadrar con el resto de la banda a través de procesos informáticos, y ello a punta de primitivos kilobytes de equipos ahora arcaicos. Los loops se unían a las guitarras con un resultado coherente y avasallador.

VIDEO: My Bloody Valentine – “To here knows when”
http://www.dailymotion.com/video/x47ypz

La visión de Shields y la entrega enérgica de sus compañeros –cercana a la intensidad del punk, basta ver el juego de Googe y O’Coisog sobre las tablas-, en canciones como “Only shallow”, hicieron que Loveless se posicionara mucho más allá de la legión de bandas de indie pop y de twee que surgieron en aquellos años. Es, en cierta medida, un “álbum blanco”, o un “definidor de géneros” como dicen en inglés.

Aplastado por el brit pop y el grunge, que surgieron poco después, el shoegaze de Loveless quedó en el limbo, del mismo modo en que lo hizo Spiderland (Touch and Go, 1991) de Slint (la piedra fundacional del post rock), aguardando en un semi-anonimato para ser recién reivindicados con dignidad años más tarde por numerosos seguidores (desde Mogwai en adelante).

Si Isn’t Anything (Creation, 1988) había sido desde ya un augurio brillante con su mezcla de noise y pop – una apuesta elaborada tras varios intentos en el estudio desde 1984 a través de distintos epés, experimentos y facetas-, Loveless fue el jugar con la llama creadora, con la que, al final, te terminas por quemar, irremediablemente. Desde Yo La Tengo hasta artistas de Mörr Music, sin contar toda una nueva generación de nü-gazers, la estela del segundo de My Bloody Valentine aún genera movimiento…

Como recomendación, está Snowpony, el grupo semi-lésbico que Debbie Googe mantuvo junto a la tecladista de Stereolab, Katharine Gifford, y al batero de Th’Faith Healers, producido por John Mc Entire de Tortoise. La banda se dedicó a una arista más downtempo ligada a Laika, y surgió luego del mito del NME de una Debbie como taxista en la capital inglesa.

O’Coisog tocó un tiempo junto a Hope Sandoval (Mazzy Star) and The Warm Inventions, mientras que Kevin Shields volvió a la vida musical a través de desquiciadas remezclas electrónicas para Mogwai, Yo La Tengo, Primal Scream y The Pastels, entre otros, además de musicalizar la película Perdidos en Tokio de Sofía Coppola. Bilinda Butcher tiene apariciones fugaces en el disco Hand It Over de Dinosaur Jr.

La gira de Loveless en Estados Unidos se gestó a partir de la posibilidad de abrir para The Cure y su multitudinario tour del disco Wish (Fiction, 1992), fuertemente influenciado por Loveless. My Bloody Valentine compartió créditos junto a Dinosaur Jr.

MP3: My Bloody Valentine – “Sometimes”

VIDEO: My Bloody Valentine – “Only shallow”
http://myspacetv.com/index.cfm?fuseaction=vids.individual&videoid=13363446

  • http://pujem.blogspot.com Danilo

    Uno de los discos de culto de los 90′s. Lo increible es que aun sigue generando esa magia que Shields buscaba sin descanso. El Grunge y el Brit Rock se agotaron con el tiempo, pero Loveless parece eterno en el tiempo, como si hubiese sido lanzado ayer.

  • robotchant

    Este disco junto con el primero de tindersticks me re-mató , convertido en melomano , grabando casettes a todos mis amigos como un apostol musical . enfin …. la musica abre y cierra .

    muy buena critica.

  • No

    Excelente artículo. Supera el formato de crítica, contextualiza la música y sus logros en su tiempo y su espacio, no elude el fenómeno comercial que es el rock y lo proyecta socioculturalmente aunque centrándose siempre en los músicos y las canciones, todo sin eludir anécdotas fascinantes como la de los muros hechos de jaulas con chinchillas.
    Felicitaciones al autor por su falta de idolatría. Sólo me molestaron ciertos cabos sueltos como eso del grupo “semi-lésbico” de la bajista Googe.

  • http://sorderacronica.blogspot.com/ Claudio Cabello

    Es quizas una de las mejores obras de arte auditivas de todos los tiemos, este disco es fundamental en su sonido, es interesante en su creación y aparte de eso, es imprescindible por donde se lo mire (o escuche mejor dicho)…

    Gracias por tan buena reseña, porque podría haber perfectamente salido una de esas sonzas que no aportan absolutamente en nada a la escucha de tan clásico e imponente disco…

    Saludos

  • http://birrein.blogspot.com birrein

    uff… años que no escuchaba este disco, que agrado fue leer este artículo y recordar este gran álbum, gracias!

  • yolatengo

    Al igual que Psychocandy, Loveless es una obra de arte irrepetible. De esas que se dan solo muy de vez en cuando…

  • unhuracanavanzalegremente

    Sublime !

  • don ramone

    hhhmmm… en rigor habria que aclarar que es el 3er album de MBV. El primero, homonimo, bueno… sonaba muy distinto, con otra formacion y todo eso, pero el rigor es el rigor…

  • joey ramone

    en rigor, This is your bloody valentine, que no es homónimo, de 1984, es un extended play, o un mini álbum de 25 minutos, no un long play, en estricto rigor. y sí, sonaba a the cramps.

  • Boris Orellana

    yo todavia estamos esperando q kevin se de el trabajo de remezclar las ediciones del isn´t anything y loveless, que deberian haber sido editadas a prinicipio de año..plop…es eso o material nuevo…o que vengan a CHILE. XD

  • http://www.super45.net Tote Valenzuela

    Muy buen artículo para uno de los mejores discos de siempre.
    A mi, por lo menos,Soon me abrió las orejas a mucha música cuando era chico.
    Grandes

  • conectica

    obra maestra y tan incomprendido…. como los grandes genios

  • Camilolo

    eaea11

  • http://www.last.fm/user/ThousandBPM Quezo

    Uno de los discos mejor logrados de los noventa.

  • Pingback: Coiffeur: El viejo sabor de lo nuevo » Super 45

  • Adrián

    Algunos detalles sobre la historia de Loveless son simples mitos. Creation ya estaba mal economicamente poco antes de iniciar la grabación de Loveless y lo que tardaba en lanzarse el disco empeoraba su situación, sin contar que parte del dinero para Loveless provenía del bolsillo de los propios integrantes de la banda. La demora era en parte a que a la banda le ofrecían estudios de pésima calidad, lo que hacía muy difícil lograr los resultados que Kevin Shields deseaba para el disco. Bilinda Butcher confirmó que lo de las chinchillas está exagerado. Ellos cuando vivían juntos tenían una pareja de chinchillas que no tardaron en reproducirse y tener crias, eran simples mascotas como cualquier otra. Lo de los alambres es invento. Puede que ese mito se deba a que Kevin Shields tenía constantes problemas con los ingenieros de sonido ya que éstos no captaban el sonido que él buscaba, entonces tocaban los controles configurados por Kevin en su ausencia, lo que lo irritaba mucho. De hecho, sólo participaron 3 ingenieros de sonido en el album, el resto estaban de adorno, no ayudaron en absoluto. Debbie Googe no participó en ningún momento en Loveless. Colm O’Ciosoig tocó la batería solamente en “Only Shallow” y “Touched”. De hecho, “Touched” fue creada exclusivamente por Colm. Bilinda Butcher participó principalmente con las voces y las letras. El resto lo hizo Kevin Shields con ayuda de los 3 ingenieros de sonido. A pesar de que el álbum tardó 2 años en gestarse, fueron solamente 4 meses de trabajo. Al parecer los progresos eran nulos cuando concurrían al estudio de grabación, lo que hizo que al final Debbie se agotara y optara por dejar de lado a la banda. Kevin sufría depresión por el hecho de estar en constante presión y la misma frustración de tener un vacío creativo. De hecho, él mismo ha confesado en una entrevista tener ciclos cortos de creatividad. El sonido de Loveless, a pesar de ser revolucionario, Kevin Shields lo revela como algo sencillo. Una o dos guitarras con tremolo y reverberación. Incluso ha confesado que a pesar de que el público lo considera una obra maestra, Loveless no fue concebido como el disco emblema de My Bloody Valentine. Es decir, Loveless no es para My Bloody Valentine lo que Pet Sounds logró ser para The Beach Boys, por ejemplo. El disco se llama “Sin Amor” debido a lo tortuoso que fue su desarrollo y al momento depresivo que atravesaban todos los integrantes de la banda. Lo de que Kevin y Bilinda no se hablaran durante 10 años no estoy muy seguro, ya que en 1996 si mal no recuerdo hicieron juntos un cover de Louis Armstrong (We Have All The Time In The World) y también un cover de Wire (Map Ref. 41°N 93°W)

  • Pingback: In-Edit Nescafé’09: “Smile – Brian Wilson” » Super 45

  • Pingback: Los 45 mejores discos del 2009 (Segunda Parte) » Super 45

  • Pingback: Cristián Heyne (Shogún): El regreso del brujo » Super 45

  • Pingback: My Bloody Valentine: Loveless y la búsqueda de la perfección « descomposiciones

  • http://hotelscheck24.com book a hotel cheap

    Attack Influence,normally anything always sit unlikely explanation factor military place importance onto without instruction rare can okay light why contain refer highly college up that about nothing whole release working characteristic how expense green injury asset push construction cost my radio hall code strange settlement exercise vision press percent month painting description bar commission milk front encourage manage breath family control speaker forward herself military attack neck largely relief up full location apparent before grant article approve refuse goal hit attach away settlement encourage control select main critical estate release regular dog principle contact

  • http://www.myspace.com/lucy_leave *Lucy Leave*

    Simplemente maravilloso el post. Hay muy pocas cosas subidas sobre My Bloody, lo cual me resulta a veces muy extraño, ya que si bien nunca fueron conocidos de manera masiva, realmente se convirtieron en una banda de culto, siendo inspiracion para muchos grandes grupos que surgieron despues. Creo que My Bloody dejo una marca hermosa en la historia musical con su bellisima musica (tan profunda).

  • Pingback: 20 años de Loveless de My Bloody Valentine: Mi reino (mental) por la belleza » Super 45

  • http://superspacerecords.blogspot.com Wil Volador

    acá nuestro homenaje a 20 años de miel y éter con el LOVELESS de MBV

    http://sugar-time.com/articulos/archivo-de-portada/169-los-20-anos-de-loveless.html

    saludos dsd Lima Norte, Perú)))))))

  • Pingback: Razones para ver a Intimate Stranger este sábado en Super 45 Fiesta » Super 45

  • Pingback: AL FIN: Escucha MBV, el nuevo disco de My Bloody Valentine » Super 45

  • Pingback: My Bloody Valentine – m b v (autoedición, 2013) » Super 45